ACTUALIDAD

Descubre las nuevas actividades. PILATES, YOGA, BODY BALANCE,...Pruebalas gratis
¿No sabes qué regalar? Bonos regalo, saquitos de calor, cursos de masaje para bebés,...
Aprende a prevenir las lesiones. Lee nuestros artículos...

Verruga plantar

Las verrugas plantares o papilomas son lesiones epiteliales hiperqueratósicas y circunscritas de naturaleza benigna ocasionada por el virus de papiloma humano o papovavirus.

El periodo de incubación puede ir desde 2 hasta 20 meses. Aunque suele darse en pacientes jóvenes por contagio directo o indirecto puede darse también con relativa frecuencia en pacientes de mayor edad con las defensas bajas.

Las verrugas se contagian en lugares como: piscinas, duchas y vestuarios. Los niños tienen mayor riesgo de contraer las verrugas en las escuelas y piscinas.

El virus se encuentra en todas las superficies y condiciones como una sudoración excesiva de la piel puede provocar grietas en la misma y esto ser un factor predisponente a contagiarse sin necesidad de utilizar piscinas y duchas públicas

Existen dos tipos de verrugas plantares

  • Una verruga solitaria es una verruga simple. Ésta a menudo aumenta de tamaño y puede, eventualmente, multiplicarse, formando verrugas adicionales “satélites”.

  • Las verrugas tipo mosaico son un grupo de diversas verrugas pequeñas que crecen muy cerca entre sí en un área. Las verrugas tipo mosaico son más difíciles de tratar que las verrugas solitarias.

Signos y Síntomas

Los signos y síntomas de una verruga plantar pueden incluir:

  • Piel más gruesa. A menudo, una verruga plantar se asemeja a una callosidad debido a su tejido duro y grueso.
  • Dolor.Presenta dolor al  pellizco lateral, que suele ser más intenso que a la presión con el dedo. En un heloma o clavo, suele doler más a la presión perpendicular que al pellizco.
  • Pequeños puntos negros. Éstos aparecen a menudo en la superficie de la verruga. Los puntos son realmente sangre seca contenida en los vasos capilares infectados (pequeños vasos sanguíneos)
  • Halo blanquecinoalrededor de la lesión, y superficie de la misma bien delimitada.

Las verrugas plantares crecen muy metidas en la piel. Este crecimiento ocurre usualmente en forma lenta—la verruga empieza de tamaño pequeño y crece a lo largo del tiempo.

TRATAMIENTO DEL PAPILOMA PLANTAR

Existen diversas alternativas que el profesional valorará en función del paciente y del tipo de lesión.

El número de sesiones también varia dependiendo del tipo de papiloma y del tratamiento utilizado.  Por ejemplo, en zonas de presión, pacientes con neuropatías, niños, ancianos.. se emplearán ácidos más débiles aunque haya que incrementar el número de sesiones…

Conviene acudir al especialista lo más pronto posible, ya que, cuanto más se deje, la lesión puede aumentar y con ello el dolor y el tiempo que costará eliminarlo.

Algunos de los tratamientos empleados en el papiloma o verruga plantar son:

  • Tratamiento químico: ácido nítrico, ácido salicílico, ácido tricloroacético, ácido monocloroacético, nitrato de plata, cantaridina, podofilino, 5-fluororacilo.etc…
  • Crioterapia: nitrógeno líquido, hidrógeno líquido (este último en desuso).
  • Bleomicina: antibiótico citostático que se utiliza inyectado intralesional. Se trata de un tratamiento más caro, y es mucho más agresivo por lo que está contraindicado en; niños, mujeres embarazadas o en edad fértil, pacientes con problemas circulatorios, cardíacos, renales o hepáticos.
  • Cirugía: el tratamiento quirúrgico en la planta del pie se utiliza como último recurso por la gran incidencia de queloides, estando contraindicado en zonas de presión.

Jose Sastre Escrivá , podólogo y fisioterapeuta de la Clínica Maritim